Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
https://www.facebook.com/foro.Poesia.Infinta
Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


MÁGICOS LATIDOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MÁGICOS LATIDOS

Mensaje por Anayss el Dom Jun 12, 2011 10:51 pm




¿MÁGICOS LATIDOS?
....
¿La magia busca lo que deja en la línea del tiempo?

¿Caen los sueños del infinito, buscando almas gemelas? Hechizan tiempo exacto.

Tiempo de sueños mágicos.

Les depara la vida, corazones agitados, ensueños, risas, lágrimas, crece un amor bonito, puro de sus almas.

Sienten que no pueden más, llega la hora de sentirse piel a piel, vibrar, ser fuego consumado.
Pareja bonita de amor deciden juntarse….vivir la vida real...con sus altos y bajos.

Es sábado por la noche, y hace frío. Charles, él no quiere salir a la calle y decide quedarse en casa. Se tumba en la cama y se pone a curiosear por redes sociales. Entra en una página y después de ver, leer, un nick desprende algo diferente, ella se hace llamar Chantal.

Pasan los minutos, una entrada típica y Chantal Se fija en su nick y empezaron a charlar, después de un tiempo se dan su msn y la conversación se les hace más fluida.

Durante días, semanas se conocen, cada vez charlan de cosas más personales, la diferencia horaria hacen que pasen las noches sin dormir, Charles simplemente para hablar con ella, en ocasiones se pasa horas y horas frente al ordenador, mirando el msn esperando que salte la ventana que indica que está disponible, y cuando aparece Chantal su corazón, se acelera, se agita se pone nervioso, y le dice simplemente hola, esperando que de entre todos sus amigos, sus contactos, Chantal decida charlar con él.

Podría decirse que poco a poco estas conversaciones se hicieron necesarias, vitales, pero no es así, sucedió inmediatamente, de la noche a la mañana pasaban los días esperando el momento en que hablase con ella, todo era casi perfecto, ella era dulce, pero con todos, un imán de almas, todo el mundo quería estar cerca de ella y ella se daba completamente a todos, bueno, casi completamente porque su corazón era inexpugnable.

Chantal, toda ella irradiaba amor, dulzura, era imposible alejarse, no quererla sería un pecado mortal. Al terminar cada conversación e ir a la cama lo único que podía pensar era en tenerla un día entre sus brazos, decirle cuanto la amaba y besarla como si en ello fuese la vida, y así sería porque era lo que más deseaba en el mundo, y a quien más amaba y si por designio divino en ese momento muriese lo haría feliz.

Pasaron los días, las semanas, los meses y se acercaba al año, y no sabía nada de Chantal, pero sin perder la esperanza Charles, cada día la escribía y esperaba que se conectase o le devolviese el mail, el mensaje… ¿se habría asustado por lo que había empezado a sentir por él? O simplemente había cesado su caprichoso deseo y ya no deseaba estar con Charles.

Chantal un buen día por arte de magia volvió, lo hizo tan normal, yo no podía dar muestras de enfado, bastante feliz estaba de que por fin ella hubiese vuelto, y parecía que nada había sucedido, solo que estaba más cautelosa, más madura, menos caprichosa, no sabía que había sucedido en su vida, si todos los hombres que había conocido durante ese tiempo no habían podido ofrecerla lo que ella anhelaba, ¿Y que era aquello? ¡No lo sabía! ¿Un alma afín? Una persona con la que simplemente charlar, un amigo, o es que durante todo aquel tiempo no había dejado de echarle de menos y finalmente se había rendido a su corazón y se quería entregar a él.

No entendía nada, por qué había hecho aquello, por qué volvía a abrirle su corazón…

Por el mes de abril, uno de los meses más bonitos, cuando está empezando la primavera, la vida fluye, revive, le promete conocerla, ponerla contra la espada y la pared… y ver cuál era su sentimiento real, compra un pasaje de avión y se presenta en su casa con un enorme ramo de flores y una gigantesca sonrisa, que graciosa fue su cara cuando su nana le aviso de su llegada y le ve en el jardín de su casa.

Chantal ante todo era una señorita bien educada, le invito a pasar a su casa, le sentó en su salón y le ofreció un refresco.

Charles nunca se le olvidara el sofoco que mostraba, sus encarnadas mejillas ni como subía y bajaba su pecho acompañada de un su agitada respiración.
Se quedó sentado tranquilo, disfrutando de la sorpresa, estudiando cómo reaccionaba, mirando fijamente sus ojos y sus labios a ver qué le decían, incluso si se humedecían fruto del deseo.

Conversaron y conversaron, rieron, e incluso actuaron, era como una obra teatral, una comedia romántica. Salieron al campo y pasearon durante horas, ella no paraba de charlar y mostrarle su tierra, sus raíces…y no paraba de preguntarle mil cosas, mil sentimientos, pero ella se lo tomaba como una broma un juego, una continuación del msn, de Internet, todavía no concebía que aquello fuera real, que Charles estuviese allí que hubiese ido a buscarla, a estar con ella. Que hubiese sido lo suficientemente romántico, valiente y arriesgado para estar allí.

Charles se paró le tomo de las manos y le pregunto:

- Charles ¿Me quieres?
- Chantal ¿Por qué me preguntas eso? Te gustan las montañas (intentando cambiar de tema)
- Charles.- ¿Me quieres?
- Chantal.- No me preguntes eso, sabes que estoy nerviosa
- Charles.- ¿Me quieres?

Entonces salió corriendo, haría cualquier cosa para no tener que contestarle y tener que enfrentarse a sus fantasmas, a la realidad.

Charles corrió tras ella y al alcanzarla la gira enfrentándola a él, la toma con fuerza y la besa, nunca aquellos árboles, había visto un beso con tanto amor, con tanta pasión, que desprendiese un calor igual. El mundo se paró, se produjo el silencio, parecía que todas las criaturas permaneciesen en silencio observando aquella escena casi fantástica, casi imposible por la pureza y belleza de la misma. Ella se separó y le dice:

- Chantal.- te quiero
- Charles.- yo a ti mucho más

Y otro largo beso se produjo.

Pasan los días, las semanas, los meses… se he quedado allí para estar con ella, pero echa de menos su país, su familia, sus amigos, su hogar, aquí solo la tenía a ella, y ella parece poco a poco cansarse de él, quizá no ha sido lo suficientemente bueno para ella, no es lo que esperaba, cada vez más a menudo discusiones, están un poco distantes, miedos, dudas... ¿Debe estar allí, se está cansando de él, no lo quiere?

Se aman, por encima de todo, pero esa magia, ese nerviosismo, esa excitación, ese futuro incierto e imprevisible que hacía la vida más interesante y mágica cuando estaban separados ha desparecido. Cada noche duermen juntos, pero ya no abrazados, no como antes.

Charles se levanta de la cama y va al ordenador, es de madrugada, pero en su país es por la mañana y sus amigos están conectados en su trabajo, pero ese día, el cielo decide mandar su magia entonces un contacto nuevo, en el lugar donde debería de esta escrito su nick aparece el icono de una cara sonriente,
Y le envía llamada, la acepto, entre su pantalla y se escucha una voz calmada celestial, sosegada, dulce…, no sabe si esa voz sale de su ordenador no sabe si es subconsciente, ésa vocecita le dice que ojos más lindo tienes.
Charles queda paralizado dice ¿Estoy loco?
La vocecita… le dice.
No, no estás loco
¿Hola quien eres? ¿Le pregunta? Y le contesta soy Cynthia

Charles.- Hola Cynthia, ¿Nos conocemos? ¿No te recuerdo?
Cynthia.- No, todavía no nos conocemos, pero podría decirse que soy de la familia.
Te importaría ponerme la cam, me gustaría verte.
Charles.- Si claro por qué no, ¿Pero quién eres? (le envía la cam y la acepta).
Cynthia.- ¿Así que, así eres tú?
Quiero recalcar la voz que escuchaba, era angelical, muy dulce, su tono, su resonancia, le era muy familiar, la curiosidad se acrecentaba.
Charles.- ¿Pues ya ves?
Así soy yo, entonces no nos habíamos visto nunca, no nos conocíamos, ¿Y cómo es que te tenía en mi lista de contactos?
Cynthia.- No me tenías, no nos conocíamos, ¿Pero lo haremos?
Charles.- ¿Y cómo es posible?, no quiero enfadarme, pero si no te conozco qué buscas… no sé… la mujer que amo está en la cama a unos pocos metros de mí.
Cynthia.- No La mujer a la que amas, es mi madre.
Charles.- ¿Cómo? ¿Qué estás diciendo, no es posible…entonces? Como puede ser.
Cynthia.- Mira, escúchame, durante años tú y mamá, habéis estado enamorados, el miedo, la distancia, han hecho que hasta hace unos pocos meses no dieran el paso para estar juntos, pero ese amor no pasaba desapercibido para él.
Charles.- ¿Quién es él?
Cynthia.- Ya sabes quién es él, al que has rezado tú y ella, a quien habéis pedido una y otra vez que os uniese, el padre de todos.
Charles.- Pero, pero…. (Balbuceando).
Cynthia.- Estas gracioso con esa cara… no me extraña que mi madre se enamorase de ti y que le hicieras reír tanto.
Vuestros sentimientos hicieron nacer la magia, el amor, uno puro y verdadero, lleno de belleza, ternura, y ahora lo habéis olvidado un poco y yo estoy aquí para arreglarlo.
Charles.- No lo entiendo…y tú qué interés tienes, y cuando te tuvo Chantal, es muy joven, no es posible.
Cynthia.- ¿Veo que no te enteras?
Cynthia.- ¿Amas a Chantal?
Charles.- Más que a mi vida.
Cynthia.- Pues el fruto de ese amor soy yo, papá
(Silencio)………………………………………………………………………..
Cynthia.- Durante estos meses que has estado allí has amado a mamá intensamente, os habéis convertido en uno solo, vuestro amor se ha consolidado, y se ha hecho más fuerte, y yo soy el fruto de ello, soy tu hija, soy el viento que avivará una y otra vez vuestro amor, porque yo soy eso Amor, el vuestro, y cada vez que me miréis lo veréis reflejado en mi. Cuando yo nazca y me tengas en tus brazos, tú corazón ya nunca te pertenecerá, por que será nuestro de mamá y mío, y tú olvidarás todos los miedos, y todas las añoranzas de tiempos pasados, seremos una familia, y nuestro amor crecerá día y día sin límites. Me protegerás y me amaras, inculcaras en mi los más bellos y honrosos valores, los tuyos y los de mamá, cuando me acunes, o cuando me abraces para que duerma y me sienta segura, verás en mis ojos lo importante que eres para mí, y cuando te gires y veas cómo te mira mamá, al ver ese amor que desprendes y veas en sus ojos el amor más tierno y más puro será cuando hayas alcanzado a felicidad absoluta.
Charles.- ¿No puede ser cierto? Me estas bromeando, quién eres.
Cynthia.- Recuerda lo que te voy a decir, cuando nazca, cuando crezca seré muy parecida a mamá, tan bella, como ella, tan dulce, pero habrá un rasgo especialmente tuyo, tus ojos, recuerda, porque en ellos, te verás tú, y recordarás esta noche.
Y otra cosa más, papá incrédulo, regresa a la cama, abraza a mi madre y tócale el vientre, su barriga, allí te daré la señal, me sentirás, y después…tus dudas, tus miedos desaparecerán al fin, te quedará claro que mamá te quiere tanto o más que tú a ella, y que quiere darte todo lo que nunca has tenido y una hija, una familia a la que amarás por siempre y de la que no te separarás.

Acto seguido se levanta, se va la cama, son ya las 7 de la mañana y ella está dormida, la observa, los primeros rayos del día entran por la ventana e iluminan su cabello, su respiración es tranquila, la esta abrazando, le besa el cuello, y ella graciosamente gruñe, el sonrío; bajo su mano y acaricia su vientre, su piel es suave, está caliente, y entonces la señal, es cierto, la siente… ¿Qué es? Vuelve a sentirlo… se llena de sorpresa, ella despierta, ahora es ella quien sonríe…

- Chantal.- Si
- Charles.- ¿Si?
- Chantal.- Sí, vas a ser padre, esperaba el momento adecuado.
- Charles.- se le saltan las lágrimas, la besa casi con tanta fuerza como el primer día que la tuvo entre sus brazos, es el hombre más feliz del mundo.
- Chantal.- Te quiero
- Charles.- Y yo a ti. Un segundo, ahora mismo vuelvo.

Charles va al ordenador, quiere hablar más con su hija, pero ella no está, el contacto tampoco. ¿Ha sucedido de verdad?
Siente algo raro en el corazón…inquietud.
Vuelve a la cama.

- Charles.- ¿No me tomas el pelo, voy a ser padre?
- Chantal.- Sí.
- Charles.- Tengo algo que contarte… dame un segundo.
-
En unos segundos regresó a la cama con un papel.

- Charles.- ¿Cómo te gustaría llamar al bebe si fuese niña?
- Chantal.- Cynthia, me gusta mucho Cynthia, ¿Te parece bien?
- Charles.- mira (le enseñó el papel y en este pone Cynthia).
- Chantal.- ¿Cómo lo sabías?
- Charles.- Algún día te lo contare, ahora sólo tienes que saber que juntos creamos magia y que seremos felices toda la vida juntos, perdóname por mis dudas, y por enojarte, te amo y siempre lo haré.

Después volvieron a acostarse, la abraza y acaricia su barriga, y sentía los golpecitos del bebe dentro de ella, parecía que estaba feliz, todos los estaban, con cada golpecito Chantal sonreía y Charles también, y parecía que el bebe también, estaban jugando…así pasan toda la mañana, cerrando un circulo de amor que no se romperá jamás.


.............
Autoría Anayss
Código: 1105289316954
Dom Mar 20, 2011


Anayss

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 12/06/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MÁGICOS LATIDOS

Mensaje por Esplendor el Lun Jun 13, 2011 11:21 pm


Guauuuuu
Que linda historia
aveces esos amores por Internet
terminan en grandes amores
y bellas historias como esta
que nos habéis compartido.
g
racias Anayss

con cariño
Esplendor




Esplendor es pensar en ti amore mio


http://unicornioazul915.blogspot.com/
http://caminosdepoesia123.foro-colombia.net/forum
http://solomagia.forosactivos.net/forum





Amor es...
Comentar tu poema.
avatar
Esplendor
Admin

Mensajes : 1623
Fecha de inscripción : 19/03/2011
Localización : Colombia-Cali

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.