Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
https://www.facebook.com/foro.Poesia.Infinta
Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario


Comparte
Ir abajo
RICARDO ALVAREZ
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 08/12/2011

de BESOS y de DIOSES

el Vie Ago 30, 2013 5:43 pm

Tus besos y tus voces.
Tus caricias y tus dioses.
Tus eléctricos muslos de usina.
Tu signo madurando en el espejo,
Mi tinta de islas
embebida en aguas de tu pecho,
donde nado con náutico reflejo.
la profundidad guarda marcas de tu leyenda
en las runas que la nova bajó en tu escritura.
El cielo no equipó ningún aguacero
que inunde nuestros archipiélagos,
ni nuestra hora de fiesta,
ni los frutos, ni los sembrados huertos.
Con brutal fuerza encarcelaré las espinas
sobre la torre de la tormenta
y la dilatación del húmedo ladrillo,
enterraré en las cuevas
un manantial de reflejado arroyo.
En la altura infatigable de la montaña,
reclamaré al clavel del aire
conservar tu aroma silvestre.
Amada,
yo instalé mi sudor en tus poros y
cuando la noche resaltó tus pestañas
perdí las estrellas bajo tus parpados.
Me envolvió la seda iluminada
en tus palmas de mañana
cuando curabas mis heridas.
Así supe que de las tinieblas
me rescataron los dioses
que duermen en tu vientre bruñido.
Del inicio del fuego ya te amaba.
de mis pies nómades y mis sienes
urgentes mirando sobre el horizonte.
Tú traías labios de vírgenes rosas
y se fueron con rojos violados.
Fue lo agreste de la foresta,
cuando despertaste bajo el árbol
de hadas,
cargada de alas y sustancia en tus lados
hasta la fatiga de mis labios.
En tus largas piernas comenzó
el roce de los leños,
hasta los inviernos con plataforma
de hielo explotaron sus volcanes.
Un verano continuó
con el hijo prodigo de otoño.
De hojas quebradas,
de amarillentos papeles
girando en las aspas del viento,
bajo los poderes del cielo
desbordaron los jugos de las viñas
y girasoles de ciega mirada
sentían la acción
cuando mi incliné a tu reino
entre medio de la nada y la pradera.
Invadí el imperio de tus campos,
a rogar a tus dioses el mandato de tu caricia
y que en mi boca pusieran eternamente tus besos.


Todos los derechos reservados en Word press y safe creative


Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.